La Normita: En Revista “PUNTO NORTE”

Ha sido un honor ser parte de la Edición Número 2 de la Revista #PuntoNorte, aquí el extracto del reportaje;

Un Sabor Tradicional La Ruta Costera surca el desierto cuando, a una hora al norte de Mejillones y a 40 kilómetros al sur de Tocopilla, aparece un cartel blanco pintado con un pez celeste que dice “La Normita, Caleta Buena”. La señal es sencilla y, como buen tesoro, esconde mucho: un mundo de sabores marinos y contundentes. Basta avanzar una cuadra desde la carretera para llegar a este local que Norma Diaz Campaña instaló en esta caleta de pescadores hace 29 años, cuando llegó desde La Serena junto con su marido,  Alejandro González. Eran siete familias que llegaron a un lugar prácticamente deshabitado y con la idea de vivir de lo que les diera el mar. A los tres años, Alejandro que se dedica al buceo se accidentó y la familia tuvo que buscar otra forma de obtener el sustento familiar. Norma se puso a cocinar para los lugareños mientras Alejandro se recuperaba. De eso han pasado más de 25 años. Hoy La Normita ocupa el mismo terreno donde Norma colocó su carpa hace casi tres décadas. Afuera, un tótem marca las distancias que separan Caleta Buena de más de una veintena de localidades en todo Chile como Colchane, Isla Mocha y Coinco. Y es que La Normita, de alguna manera, es un punto de referencia para los restaurantes chilenos con sabor local El establecimiento es rústico, con suelo de conchas marinas y mobilia rio plástico. Pero la pared de madera del fondo lo dice todo. Ahí está Norma con Alexis Sánchez uno de sus mayores admiradores, con periodistas que la van a entrevistar para la televisión o en las páginas de destacados diarios y revistas del país. Al levantar la mirada de la muralla, la Norma real saluda y se acerca para ofrecer los platos del día. En La Normita no hay carta, porque acá se vive de lo que el mar entrega en cada jornada. Por $8.000 se dan tres opciones frías, locos mayo, pulpo mayo o lenguas de erizo, (que fue lo que degustamos el día que recibió al equipo de PuntoNorte) y por $7.000 otras alternativas calientes. Además de los pescados a la plancha o fritos con agregado, están las especialida- des como la paila marinera, las empanadas y los guisados de marisco.

Como se trata de un “restaurante atendido por sus propios dueños”, la comida y las bebidas las trae su hijo Alejandro con una amabilidad sacada de otros tiempos. Parece conocer a todos los comensales como si lo fueran de toda la vida. Si es así o no, difícil saberlo, pero después de degustar uno de los platos de La Normita, de seguro que la gente vuelve tan pronto puede.

comentarios

Sin Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *